Visión Morelos

Se encuentra usted aquí

VOLUNTARIAS

TRÍPTICO

Las voluntarias del Hospital del Niño y el Adolescente Morelense son personas de las más alta calidad humana, quienes apoyan a nuestros niños de escasos recursos, brindándoles ayuda tanto para cubrir los gastos de instancia en el Hospital, hasta el transporte, comida, alojamiento para los familiares del paciente, en caso de que vengan de algún otro Estado de la República.

En coordinación con la Jefatura de Trabajo Social determinan que tipo de ayuda necesita el paciente y su familia el tiempo que dura su estancia en el Hospital.
Realizan eventos de entretenimiento para que nuestros niños disfruten de los principales eventos que se celebran en el año.
 
El Voluntariado del Hospital del Niño y Adolescente Morelense fue constituido como una Asociación Civil el 20 de Marzo de 1996, con el objetivo social de “complementar los servicios del H.N.M. en lo que se refiera a su aspecto psicológico, social y humano” de acuerdo a los programas ya establecidos y autorizados por el Hospital.
 
El Voluntariado del Hospital del Niño y el Adolescente Morelense está integrado por un grupo de personas de una alta calidad humana cuyo único objetivo es apoyar a los niños que acuden a este Hospital y a los familiares que los acompañan.
 
La gran mayoría de estos niños viven en una situación de pobreza extrema, por lo que no cuentan con los recursos necesarios para cubrir los gastos de su estancia dentro del Hospital y mucho menos de los diferentes tratamientos que requieren. Se trata de niños con problemas graves de salud que han sido remitidos de las comunidades del Estado de Morelos, principalmente, pero también contamos con población de los Estados circunvecinos como son Guerrero, Oaxaca y Puebla.
 
El quehacer del Voluntariado dentro del Hospital abarca variadas áreas de servicio, desde conseguir transporte, alimentación, alojamiento y ropa para los familiares del paciente, hasta cubrir diversos estudios de laboratorio, de gabinete, prótesis y medicamentos, renta de equipo (tanque de oxígeno portátil, nebulizador, aspirador, muletas, etc.) sin hacer a un lado la parte de apoyo psicológico como son los grupos de autoayuda y el acompañamiento tanatológico. Todo esto se lleva a cabo en coordinación con la Jefatura de Trabajo Social que determina el tipo de ayuda que requiere cada paciente y su familia mientras esté internado y a lo largo de su tratamiento en el Hospital.
Categoría(s): 
Perfiles: 
Temas: